Cómo la Industria de la Carne Vegana Puede Salvar a Nuestro Planeta

Copy link to share

La mayoría de la gente relaciona los problemas del cambio climático con las emisiones de los carros. Uno de los mayores contribuidores a este problema es la industria de la carne por los altos niveles de gas metano que emite el consumo de esta.

Es por esto que las carnes veganas no solamente son una buena alternativa de carne para nuestra salud, sino que también reducen el impacto que tiene la industria de la carne en el cambio climático. En Future Farm, creemos que esta es la razón por la cual la carne hecha a base de plantas es el futuro de la carne1.

La Industria de la Carne es uno de los Mayores Contribuidores al Calentamiento Global

Muchas personas pensarían que la emisión de gases invernadero ha bajado debido a todas las restricciones que surgieron con la pandemia del COVID-19. Sin embargo, estas han seguido en aumento. Esto es porque las emisiones de los medios de transporte no son realmente los mayores contribuidores al calentamiento global. Los gases metano provenientes de la ganadería llegan a ser hasta 34 veces más potentes que el dióxido de carbono que emiten los carros.

La Industria Carnívora Continúa Creciendo

El hecho de que haya tantas personas vegas, es mayormente por cuestión del bien animal. Es cierto que el trato que se les da a los animales en muchas granjas es un problema moral, sin embargo el veganismo no resuelve el verdadero impacto negativo que tiene la crianza intensiva. El impacto que tiene la industria de la carne va mucho más allá de lo que la gente puede imaginar. Debido al rápido aumento de la población, crece también el consumo de carne y con ello crecen las granjas industriales.

El Consumo de Carne No es Sustentable

Sabemos que la población necesita comer, pero alimentarse de carne no es sosteniblemente conveniente. Más de la mitad de la tierra agrícola está dedicada a la producción de carne de res2. Esto es a pesar de que esta solo ocupa un cuarto del consumo total de carne a nivel global. Parece que el antojo que tiene el mundo por la carne ha sobrepasado la habilidad de cultivar sustentablemente. Por eso, urge una nueva alternativa.

Emisiones de Gases de Efecto Invernadero Como Producto de la Industria Carnívora

La necesidad de reducir el consumo de carne no sólo tiene que ver con un problema de manejo de tierra. En 2020, las industrias de carne y de lactosa emitieron 7.1 gigatoneladas de gases de efecto invernadero. Esto es alrededor del 15% del total de las emisiones de gases invernadero. Puede que no parezca un gran número, pero continúa y continuará creciendo rápidamente en los próximos años. Como ya lo mencionamos anteriormente, existe una alternativa a esta industria que reduce drásticamente la cantidad de gases de efecto invernadero que se emiten diariamente. Esta alternativa provee los sustentos necesarios para alimentar a familias alrededor de todo el mundo.

Cómo Afecta el Cambio Climático a las Plantas

Con los gases de efecto invernadero el mundo se torna más caliente, impidiendo que las plantas crezcan debidamente. Si no actuamos de forma rápida, podríamos estar destruyendo aquello que nos puede salvar: las dietas a base de plantas. Estas son una gran alternativa a la carne y son una gran fuente de proteína que, además, puede llegar a ser muy sabrosa. Las alternativas de carne que ofrece Future Farm son una gran opción tanto para aquellos ecologistas como para aquellos que buscan probar nuevas cosas.

Future Farm es la Granja del Futuro

La empresa proveniente de Brasil, un país habitado por amantes de la carne, nació de la pasión por crear una alternativa tan similar a la carne que pudiera engañar con su sabor a los mismos brasileños. Buscamos demostrar que una dieta vegana es la opción para el futuro. Nos comprometemos a desarrollar un camino sustentable para nuestro planeta.